922 618 926

Picture of Lula González

Lula González

Marketing y contenido. Grupo Luxury Care

Cómo ingresar a tus padres en una residencia de mayores

Explora una guía detallada con consejos sobre cómo ingresar a tus padres en una residencia de mayores, destacando la importancia de comenzar con un centro de día para una transición suave

Tomar la decisión de ingresar a tus padres en una residencia de mayores puede generar muchas dudas y emociones. Entiendo que este paso es importante tanto para los padres como para sus hijos/as. Por este motivo hoy te ofrezco una guía para abordar estas dudas y hacer que el proceso sea lo más suave posible, enfocándonos en la importancia de iniciar con un centro de día.

Entender las emociones involucradas en el proceso es fundamental

Es normal sentirse abrumada, culpable o preocupada al tomar esta decisión. Estas emociones son parte del proceso y reconocerlas es el primer paso para manejarlas adecuadamente.

El paso a paso para un ingreso con normalidad

  1. Información y Preparación: Antes de tomar cualquier decisión, conoce las instalaciones, servicios y el tipo de atención que ofrecen.
  2. Comunicación Abierta: Habla con tus padres sobre tus preocupaciones y escucha sus deseos y temores. Una comunicación honesta y empática es clave.
  3. Visitar un Centro de Día: Antes de un ingreso completo, considera la opción de un centro de día. Esto permite que tus padres se familiaricen con el entorno, el personal y otros residentes, manteniendo aún su vínculo con el hogar y tomando el centro de día como un lugar de ocio y disfrute ampliando su círculo social.
  4. Evaluación Profesional: Consulta con profesionales de la salud para evaluar las necesidades específicas de tus padres y obtener recomendaciones sobre el tipo de cuidado más adecuado, así podrás trasmitírselo al equipo directivo del centro de mayores o residencia.
  5. Transición Gradual: Si es posible, haz que la transición sea gradual. Comienza con visitas cortas al centro de día y aumenta progresivamente el tiempo de estancia, al igual que el ingreso de un bebé a la guardería.
  6. Participación en Actividades: Anima a tus padres a participar en actividades sociales y recreativas en el centro. Puedes comenzar con asistir a pequeños eventos dentro del centro de día, luego inscribirla en el centro de día, y luego ampliar el horario para almorzar en el centro hasta llegar a un horario normal en el que en tu horario laboral tus padres estén en el centro de día. Esto fomenta la creación de vínculos y reduce la sensación de aislamiento.
  7. Apoyo Emocional: Considera la posibilidad de buscar apoyo emocional para ti y tus padres durante este proceso. Un psicólogo o psicóloga proporciona herramientas para manejar el cambio que te serán útiles si esta situación te supera.
  8. Evaluación Continua: Una vez que tus padres estén en la residencia, sigue evaluando su bienestar y satisfacción. Mantén una comunicación constante con el personal para asegurarte de que sus necesidades están siendo atendidas.

Conclusión

Ingresar a tus padres en una residencia de mayores es una decisión compleja. Comenzar con un centro de día es una excelente manera de facilitar esta transición. Recuerda, buscar el bienestar de tus padres es lo más importante, y pedir ayuda cuando la necesitas es un signo de fortaleza y amor.

¿Necesitas ayuda?

contáctanos

Compártelo en:
Facebook
Twitter
LinkedIn