922 618 926

Lula González

Lula González

Marketing y contenido. Grupo Luxury Care

Motivos por los que a partir de los 65 años se es más Feliz

Muchas personas encuentran que son más felices después de los 65 años. Descubre los motivos de esta mayor felicidad y cómo la tercera edad puede ser una etapa de la vida llena de alegría y satisfacción.

La vida es un viaje increíble y emocionante, lleno de altibajos, retos y triunfos. Con cada etapa de la vida, vienen nuevas experiencias y perspectivas. A medida que entramos en la tercera edad, muchos de nosotros descubrimos un sentido renovado de felicidad y satisfacción. ¿Por qué es esto? ¿Por qué muchas personas encuentran que son más felices después de los 65 años?

El valor de la experiencia y la sabiduría

Uno de los principales motivos de este incremento de la felicidad en la tercera edad es la sabiduría y la experiencia que se han adquirido a lo largo de la vida. Estos factores conducen a una mayor resiliencia frente a los desafíos, así como a una mayor apreciación de los momentos de alegría y gratitud. Más experiencia implica menor margen de error en la toma de decisiones, así que podríamos asumir que esa energía que se pierda en saber que decisión tomar se emplea en disfrutar de las pequeñas cosas que nos regala la vida y que, a lo largo de los años, hemos ido aprendiendo a apreciar.

La importancia de las relaciones personales

Las relaciones personales juegan un papel crucial en nuestra felicidad, de toda la vida, pero en especial cuanto más mayor nos hacemos. Cuando somos pequeños, hacemos amistad con cualquier niño o niña que quiere jugar, pero a medida que envejecemos, tendemos a valorar más la calidad de nuestras amistades sobre la cantidad y nos convertimos a lo largo de los años en personas selectivas con nuestras amistades. Después de los 40 años hay incluso personas que afirman que tendemos a tener menos amigos, pero que son más afines con nuestra propia personalidad, y según pasan los años seguimos seleccionando el círculo social que nos rodea en pro de nuestro estado de ánimo, desechando aquellos vínculos de amistad que nos traen más problemas que alegrías. Los vínculos sociales tras los 65 años enriquecen nuestra vida y aumentan nuestra felicidad.

Mayor autoaceptación y paz Interior

Con la edad, muchas personas experimentan una mayor autoaceptación y paz interior. Esta autoaceptación se deriva de una mayor comprensión de uno mismo y de una mayor comodidad con nuestra propia identidad. Durante toda la vida nos vamos descubriendo y llegamos a una edad en la que la paz interior es una fuente significativa de felicidad y satisfacción.

Menor estrés y preocupación

Otro de los motivos por el que muchas personas afirman ser más felices después de los 65 años es que experimentan menos estrés y preocupaciones en comparación con las etapas anteriores de la vida.

Hay muchos motivos por los se afirma ser más felices después de los 65 años, aunque hay que tener en cuenta que cada etapa de la vida tiene sus propias ventajas y desafíos, y la tercera edad no es una excepción.

Fuentes consultadas:

  • Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO)
  • Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)
  • Ayuntamiento de Madrid

Compártelo en:
Facebook
Twitter
LinkedIn