¿Qué puedo hacer si mi madre o padre no se deja ayudar?

Cuando una persona no acepta ayuda, es importante respetar sus decisiones y tratar de llegar a un acuerdo con ellos de manera respetuosa.

En lugar de presionar a la persona para que acepte la ayuda, es mejor conversar con ellos para entender mejor sus motivaciones y encontrar una solución que satisfaga sus necesidades.

Esto podría incluir ofrecerle ayuda con una tarea específica, encontrar una persona que les ayude o buscar apoyo de algún servicio de ayuda para adultos mayores, o incluso buscar de manera sutil una conversación con terceras personas para que medien sin que sea forzado. Hay profesionales que son especialistas en realizar este tipo de intervenciones.

En ocasiones tendemos a creer que necesita ayuda cuando lo que necesita es una atención diferente, por eso es importante saber como identificarlo.

¿Qué pasos debes tener en cuenta para saber si necesita ayuda?

Observa su comportamiento: Observa si notas cambios significativos en su comportamiento, como aislamiento, irritabilidad, trastornos del sueño o del apetito, enojo, tristeza o pérdida de interés en actividades y relaciones que antes disfrutaba.

Presta atención a los cambios en su estado de ánimo: Presta atención al estado de ánimo de tu familiar, especialmente si notas que se encuentra triste o se convierte en una persona ansiosa en exceso. Si notas una caída en su estado de ánimo, es una señal clara de que necesita ayuda.

Fíjate si está tomando malas decisiones: Observa si está tomando malas decisiones que podrían ser peligrosas para su salud, como abusar de las medicinas, beber en exceso o cometer actos inapropiados. Estas son señales de que tu madre podría estar pasando por un momento difícil y necesitar ayuda.

Háblale abiertamente: Si crees que tu madre podría estar pasando por un momento difícil, habla con ella abiertamente. Pregúntale cómo se siente y si hay algo que puedas hacer para ayudarla. Escucha atentamente sus respuestas y ofrécele tu apoyo.

Pídele ayuda profesional: Si crees que la situación es demasiado para ti, busca ayuda profesional. Puedes hablar con un terapeuta o un profesional médico para que trabajen juntos para encontrar una solución adecuada.

Nuestro servicio de ayuda a domicilio para Canarias y Madrid, contamos con un equipo multidisciplinar que te ayudará en todo lo que necesites. Tenemos profesionales para ayudarte en todo lo que necesites con el cuidado de tu familiar y podrás descansar y estar tranquilo sabiendo que tus seres queridos están en buenas manos.